PLAN PASTORAL

MISIÓN

Somos una porción de la Iglesia Universal y particular de Medellín, en el barrio Conquistadores, orientada por la Congregación de los Misioneros del Verbo Divino.
Nuestro compromiso es vivir y anunciar la buena noticia del Reino de Dios.

VISIÓN

Ser una parroquia fraterna, con proyección auténticamente cristiana, que apoya de manera clara, directa, espiritual y materialmente, la tarea misionera.

OBJETIVO GENERAL

Motivar con firmeza y dedicación, el encuentro personal y comunitario de los miembros de la Parroquia, religiosos y laicos, con Jesús resucitado, en actitud de conversión, promoviendo la evangelización de la comunidad, para que Jesucristo sea conocido, amado, celebrado y seguido como camino de salvación para los hombres y mujeres de hoy.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

1. Motivar a todos los fieles a mantener un permanente contacto con la Sagrada Escritura y a profundizar en su conocimiento, promoviendo acciones concretas en este sentido.

Líneas de acción: Animación bíblica mediante cursos, talleres y catequesis, Promover la Lectio divina en los grupos apostólicos, Celebrar el mes de la Biblia.

2. Consolidarnos como una parroquia misionera, que proclame con fidelidad el Evangelio, tanto a los cristianos que asisten al templo como a los alejados de la comunidad, para que todos sean discípulos y misioneros de Jesucristo.

Líneas de acción: Fortalecer las Eucaristías en los edificios del barrio. Sensibilizar a la comunidad sobre el compromiso misionero, en las Eucaristías dominicales. Promover el día martes como el día de las misiones y los misioneros en nuestra parroquia. Celebrar con mucha creatividad el mes de las misiones. Incluir en el Boletín Parroquial información especial sobre las misiones.

3. Promover una participación activa y consciente de los fieles, en las distintas celebraciones litúrgicas y sacramentales, especialmente en la Eucaristía, y procurar que dichas celebraciones conduzcan a un compromiso fraterno.

Líneas de acción: Catequizar sobre la liturgia en cada sacramento. Elaborar cuidadosamente los comentarios de las liturgias, inviando a los fieles a la reflexión. Preparar debidamente a los fieles para la recepción de los sacramentos. Visitar periódicamente a los ancianos y enfermos de la parroquia, con los sacramentos de Penitencia, Unción y Comunión. Motivar a los fieles para otras prácticas litúrgicas y sacramentales (Hora Santa, Bendición de los alimentos, Rosario misionero, y otros).

4. Fortalecer las pastorales social y familiar, incluyendo la ayuda material y espiritual a quienes la necesitan.

Líneas de acción: Apoyar las actividades sociales de la parroquia, como: Manos Abiertas, Ropero Los lirios, Al-anon, Alcohólicos Anónimos, y otros.

Promover actividades que ayuden a las familias: conferencias, talleres, encuentros de parejas (Renovemos nuestro amor), grupo juvenil, eucaristía con los niños, y otros.

5. Actualizarnos en nuestro trabajo pastoral, teniendo en cuenta la proyección pastoral de la Arquidiócesis de Medellín, y el carisma de la Congregación de los Misioneros del Verbo Divino.

Líneas de acción: Dar a conocer el plan de acción anual de la Arquidiócesis: Sínodo arquidiocesano, Misión continental, Bicentenario de la Independencia de la república, y otros.  Integrarnos en el proyecto pastoral de los Misioneros del Verbo Divino.

El lenguaje del amor es el idioma entendido por todos los hombres” San José Freinademetz